Bienvenidos a la web que, editada por José Luis Trullo bajo los auspicios de dBibliofilia, consagramos a la representación iconográfica de la Biblia, sobre todo al género del grabado. En este sitio podrá conocer las principales ediciones ilustradas de las Sagradas Escrituras, con especial énfasis en aquellas que fueron concebidas como un artículo que ponía al alcance de las masas lectores un producto bello, de calidad. Desde los albores del nacimiento de la imprenta hasta nuestros días, le invitamos a emprender un viaje apasionante en el que conocerá nuevos autores sobre los textos inspirados.

LA BIBLIA DE PAMPLONA: UN CASO SINGULAR

La Biblia de Pamplona (que, en realidad, son dos) es un caso singular dentro de la tradición iconográfica de la Edad Media hispánica, pues reduce la presencia del texto hasta límites insospechados, confiriendo en cambio una relevancia casi absoluta a la miniatura, la cual ocupa entre la mitad y la totalidad de cada folio. El contenido de esta Biblia es, básicamente, visual, lo cual no significa que sea decorativo, todo lo contrario: las imágenes expresan un denso contenido teológico que, debido a la gran plasticidad que le imprimió el artista responsable de las mismas, alcanza una mayor efectividad sobre el lector. Este artículo analiza el proceso compositivo y la originalidad de este singularísimo códice medieval. 
LEER MÁS


LA BIBLIA MORALIZADA 
Y LA PEDAGOGÍA CRISTIANA

La de Biblia moralizada es una denominación reciente para un tipo de libros ilustrados característico del final de la Edad Media. Se trata de códices iluminados, la mayoría del siglo XIII, en los cuales se plasman gráficamente una serie de pasajes bíblicos concretos (es decir, no reproducen la totalidad de las Sagradas Escrituras), con una explícita intencionalidad edificante. Los autores de estos volúmenes no pretendían poner a disposición de sus lectores una versión fiel de la Biblia para que extrajeran sus propias conclusiones, sino que seleccionaban aquellos que mejor servían para sus propósitos pedagógicos, orientando además el modo en que debían ser interpretados. LEER MÁS


LA BIBLIA DE LOS POBRES, 
O LA PRIMACÍA DE LA IMAGEN

De entre las primeras muestras de biblias impresas, uno de los ejemplos señeros es la llamada Biblia de los Pobres, una síntesis en viñetas de las principales escenas del Evangelio, mostradas como si de un cómic se tratase y orientadas a la formación en la fe del público analfabeto. Era una especie de catecismo ilustrado que el predicador utilizaba como soporte didáctico para la divulgación de los principios de la fe y la historia de los episodios bíblicos. LEER MÁS


ANTON KOBERGER, PADRE DE LAS BIBLIAS IMPRESAS

Los libros y rollos manuscritos tienen miles de años de historia, pero no podemos decir lo mismo de los libros impresos. Los primeros de los que se tiene conocimiento se imprimieron en China con bloques de madera tallados y datan del año 868 de nuestra era. Hubo que esperar hasta 1455, aproximadamente, para que el alemán Johannes Gutenberg, usando los tipos móviles de metal de su invención, produjera el primer libro impreso de importancia: una Biblia en latín. Pocos años después, cuando la industria editorial alcanzó cierto desarrollo, la Biblia y otras publicaciones comenzaron a tener una amplia difusión. En Alemania, el centro de la actividad editorial era Nüremberg, ciudad natal de Anton Koberger, considerado el primer editor e impresor a gran escala de la Biblia. LEER MÁS


 El Club del Facsimil


ERASMO Y EL NUEVO TESTAMENTO

Sin prácticamente ayuda, de manera autodidacta, Erasmo revivió el estudio del griego clásico en las universidades europeas, llegando a impartir clases en la Universidad de Cambridge, aunque no es cierto (como refuta Doug Kutilek) que William Tyndale fuese alumno suyo, ya que no llegaron a coincidir en el tiempo. A Erasmo le debemos la edición y publicación, por primera vez en la Edad Moderna, del Nuevo Testamento en griego de manera independiente, aunque un par de años antes ya se había incluido una versión en la Políglota Complutense. La idea de publicar los Evangelios en griego por separado partió del impresor suizo Johann Froben y el libro, con el título de Novum Instrumentum omne, fue dedicado al Papa León X. Sin embargo, la primera edición, publicada en 1516, abundaba en errores que ponían en entredicho su solvencia filológica e incluso teológica. LEER MÁS


LA BIBLIA DE SACY Y EL ESPÍRITU DE PORT-ROYAL

Publicada en 1696, la llamada Biblia de Sacy fue impulsada por Louis-Isaac Lemaistre y llevó al ámbito de la traducción bíblica el espíritu geométrico y racionalista presente en la Abadía de Port-Royal. Desde el momento de su aparición, esta traducción se convirtió en una de las más populares en lengua francesa, debido a la sobriedad y elegancia de su estilo, así como a las explicaciones que la acompañan. Recibió no pocas críticas por su proximidad a las tesis jansenistas, pero se siguió reimprimiendo a lo largo del tiempo, a veces enriquecida con grabados al cobre y publicada en todo tipo de formatos, desde los más económicos hasta los más lujosos. LEER MÁS


LA BIBLIA DE GOTHA,  UN CÓDICE
A CABALLO ENTRE DOS ÉPOCAS

La Biblia de Gotha, o de Otón Enrique (por el nombre del último de sus propietarios particulares) es la primera traducción al alemán del Nuevo Testamento que contaba con ilustraciones específicamente creadas para ella. Si bien el texto fue escrito en letra gótica por un único amanuense, el códice fue iluminado por cuatro artistas diferentes: tres maestros identificados en el libro con las iniciales de Jerónimo, Mateo y Marcos, en estilo gótico y, cien años después, el pintor Matthias Gerung, de acuerdo con la estética renacentista. Ello le confiere al libro una fisonomía dual, con un pie en cada época. LEER MÁS



BOWYER Y EL GENIO DE LOUTHERBOURG

Si todas las biblias ilustradas tienen algo que las define como únicas, de la Biblia de Bowyer destacaríamos su extraordinaria extensión. La componen 45 volúmenes en los que se incluyen 6.000 grabados e ilustraciones de grandes artistas como Rafael, Rubens o Rembrandt. Existe mucha confusión en cuanto a la verdadera identidad de su autor, Robert Bowyer (1758-1834). Para la elaboración de tan ambicioso proyecto, Bowyer utilizó el texto de la Biblia de Thomas Macklin, que constaba de 7 volúmenes. La de Macklin fue reconocida en los círculos editoriales por ser la Biblia más extravagante publicada en su época. Las viñetas de Philip James de Loutherbourg, la portada y la contraportada proceden de esta edición. Para ilustrar cada aspecto del mundo bíblico, Bowyer recorrió Europa y Gran Bretaña. Las imágenes alcanzan desde ilustraciones dramáticas e intensas de los pasajes épicos de la Biblia, hasta imágenes naturalistas de plantas, animales e incluso fósiles. LEER MÁS


LAS EVANGELICAE HISTORIAE IMAGINES DE NADAL

La primera edición de la obra de Nadal fue publicada en 1593 y recibió el título de Evangelicae historiae imagines: ex ordine Euangeliorum quae toto anno in missae sacrificio recitantur in ordinem temporis vitae Christi digestae. Apareció sin nombre de impresor y reunía 153 láminas más una portada. El interés iconográfico de la obra es grande, aunque resulta extraño que haya pasado casi inadvertido a los estudiosos de la Contrarreforma. Es conocido su influjo en el pintor y tratadista Francisco Pacheco en su célebre Arte de la Pintura. Esta obra constituye un verdadero monumento del grabado flamenco y, desde luego, la obra cumbre de los hermanos Wiericx. La fijación de la iconografía se debe a los dibujantes que siguen el texto del padre Nadal y la interpretación del padre Diego Jiménez. Las estampas deben excitar la devoción de quien contempla esas escenas evangélicas. Se componen mediante secuencias temporales y símbolos parlantes que evocan el arte medieval, y que supeditan el valor estético de la imagen a la catequesis y a la devoción. LEER MÁS


LA BIBLIA DE WITTENBERG Y EL LEGADO DE LUTERO

Poco tiempo después de la publicación de sus 95 tesis en 1517, Martín Lutero emprendió la tarea de traducir la Biblia al alemán. Su versión del Nuevo Testamento se publicó en 1522, pero no fue hasta 1534 cuando se puso a disposición del gran público la edición completa de las Sagradas Escrituras en lengua vernácula, consolidando así el impulso de la Reforma. Esta edición estaba formada por dos volúmenes en cuarto, y contaba con los grabados a todo color de Lucas Cranach. En los siguientes cuarenta años se vendieron más de cien mil ejemplares de la llamada Biblia de Wittenberg. LEER MÁS



LA BIBLIA DE KENNICOTT Y LA TRADICIÓN JUDÍA EN ESPAÑA

La llamada Biblia de Kennicott es una de las más exquisitas que se conocen en lengua hebrea, y fue escrita e iluminada en 1476, poco antes de la expulsión de los judíos de España. Recibe su nombre del hebraísta inglés Benjamin Kennicott (1718-1783), un canónigo de la Iglesia de Cristo de Oxford, quien dedicó su vida a los estudios comparativos entre cientos de manuscritos hebreos de todo el mundo. En el colofón que cierra el manuscrito, Ibn Zabara se declara el único responsable del texto, habiéndolo copiado, anotado, corregido, realizado las pertinentes marcaciones vocales y supervisado en orden a su adecuación a la tradición. Este celo en ajustarse a la herencia recibida demuestra la importancia que tenía para las comunidades judías la perpetuación de la misma, en una época en la que ya empezaban a sentir la presión creciente de la Inquisición española. LEER MÁS


TYNDALE, PRIMER TRADUCTOR DEL EVANGELIO AL INGLÉS

William Tyndale fue uno de los principales líderes de los reformadores religiosos del siglo XVI, ostentando el honor de ser el pionero en editar una traducción al inglés del Nuevo Testamento. Tyndale (1494-1536) nació en North Nibley, un pueblo ubicado a unos 20 km de Gloucester, y murió en Vilvoorden, a poca distancia de Bruselas. Estudió en Oxford y Cambridge, y llegó a dominar hasta ocho idiomas. Se tituló en teología y fue el primero en aprovechar la invención de la imprenta de caracteres móviles ideada por Gutenberg con el objetivo de imprimir las Sagradas Escrituras en inglés. Asimismo, promovió la edición de textos que, en su momento, eran considerados heréticos tanto por la Iglesia Católica como por la Iglesia de Inglaterra, incorporando algunas de estas perspectivas a su propia edición del Nuevo Testamento en forma de notas. Ello suscitó la prohibición de su traducción por parte de las autoridades eclesiásticas y la ejecución del propio Tyndale, que fue condenado a morir en la hoguera a instancias de Enrique VIII. LEER MÁS


ASPECTOS NOVEDOSOS
DE LA BIBLIA DE LÜBECK

La Biblia de Lübeck (1494), es una versión glosada en bajoalemán medio de la Vulgata. De las muchas ediciones de la Biblia que fueron publicadas a finales del siglo XV en dicho idioma, está considerada como una de las más destacadas por la elegancia de su estilo y la calidad de su impresión y sus ilustraciones. Aunque el editor incorporó no pocas referencias ajenas (entre ellas, las glosas de Lyra o algunos comentarios de Hugo de San Víctor), la versión es completamente original, al menos en su mayor parte, lo cual coloca esta edición por encima de otras que se limitaban a reproducir o parafrasear la publicada en 1466 por Johannes Mentelin en la ciudad de Estrasburgo. LEER MÁS


LA BIBLIA DE LIESVELT (1526) Y EL PRECIO DE LA AUDACIA

Amberes fue, desde finales del siglo XV, una potencia cultural y editorial de primer orden, donde se concitaban algunos de los mejores grabadores e impresores del mundo. Uno de ellos fue Jakob van Liesvelt (1490-1545), un emprendedor dotado de una gran intuición comercial y de un extraordinario sentido de la oportunidad. Tanto es así que, en cuanto supo de la aparición de la traducción al alemán del Nuevo Testamento por parte de Lutero, se afanó en volcarla al holandés, completando la edición con una versión del Antiguo Testamento de inspiración católica. No fue hasta la reimpresión de 1535 cuando por fin incorporó la versión que Lutero había publicado un año antes, acompañada de un aparato propio de notas, en la línea de la Reforma, que le acarreó gravísimas consecuencias personales. Por desgracia, no fue el único... LEER MÁS